Historia de Halloween en Japón

Historia de Halloween en Japón

Llega octubre y Japón se prepara para Halloween; demonios, fantasmas y calabazas con grandes sonrisas observan desde las vitrinas de las tiendas y, al parecer, todo ahora está disponible con sabor a calabaza. Sin embargo, Halloween es un fenómeno reciente en Japón. Hace no mucho tiempo, muy poca gente en el país sabía de la existencia de Halloween. ¿Qué causó el repentino aumento en la popularidad de esta fiesta?

Japón es conocido por tomar celebraciones occidentales como la Navidad y el día de San Valentín y hacerlas propias. A pesar de que las versiones japonesas de dichas celebraciones no son en nada parecidas a las originales.

Por esto, no es extraño que los parques de diversiones fueran los primeros en llevar la fiesta de Halloween a Japón.

 

 

Tokyo Disneyland dio inicio al evento “Disney Happy Halloween” en el año 1997, el cual fue un gran éxito y desde entonces es cada vez más grande. Este año la celebración comenzó en septiembre.

Universal Studios Japan (USJ) en Osaka se sumó a la celebración de Halloween justo al año siguiente de su apertura en el 2001. Hoy, Universal Studios ofrece una gran variedad de eventos de terror durante la tenebrosa época de Halloween y pide a sus visitantes que vayan disfrazados.

Una de las razones por las que Halloween es un éxito en Japón es, probablemente, la conocida afinidad que tiene el país por el cosplay.

A muchos japoneses les encanta disfrazarse. Por este motivo, bares, clubes nocturnos y parques temáticos sacan provecho de esta práctica promoviendo Halloween como una fecha para disfrazarse y alocarse.

Cerca del 31 de octubre, hordas de brujas, vampiros, zombis, escolares y escolares zombis pasean por Shibuya (en Tokio), Amerikamura (en Osaka) y otras zonas concurridas de las principales ciudades japonesas.

 

 

¿Y existe el famoso “dulce o truco” (pedir dulces)?

Ese peregrinar entre las casas del barrio para pedir dulces a los vecinos es una práctica que no es común en Japón y en ciertos blogs existe la duda que se vuelva popular. ¿Por qué? Debido a que los japoneses se inclinan mucho más por el bien común –a diferencia de los occidentales que valoramos el individualismo- y ellos quieren evitar la sensación de molestar a los demás. Eso de tener que ir a casas de extraños para que los niños pidan dulces se puede convertir en una “inconveniencia” y es algo que no es bien visto.  En algunas escuelas se realiza ese intercambio de dulces, pero todavía no se populariza ir de lugar en lugar a pedirlos.

Halloween en Japón: ¿demasiados problemas?

Sin embargo, no todo es diversión. Algunas personas piden que se termine la celebración de Halloween en Japón, en parte, por la destrucción que dejan en las calles luego de las fiestas.

 

Pero con un tamaño de mercado superior a los 122 mil millones de yenes (o mil millones de dólares norteamericanos) desde el año 2015, los extranjeros no son los únicos que celebran Halloween en Japón, y al parecer la celebración llegó para quedarse.

 

Tal vez no es algo tan malo. Con sus creativos disfraces los japoneses saben celebrar Halloween. Mientras que su diversión no dañe a otros, no hay razón alguna por la que los Hallowineros japoneses no puedan seguir haciendo lo que hacen mejor.

¡A continuación una galería para que lo disfrutes!