Este es el shodō o caligrafía japonesa

Este es el shodō o caligrafía japonesa

 

El shodō (書道, traducido literalmente como “el camino de la escritura”) es un arte milenario de escritura y una disciplina que lleva muchos años de esfuerzo para convertirse en experto, incluso hay quienes piensan que nunca se llega a dominar y por esto es considerado como un eterno camino de práctica.

Este arte se practica actualmente de la manera tradicional: con un pincel de bambú, un tintero en el que se prepara la tinta, un pliego de papel de arroz y un pisapapeles.

Este es un arte que se suele practicar desde muy temprana edad, es una clase obligatoria desde la primaria y está incluida en el plan de estudios. Sin embargo muchos niños en Japón toman clases extras de shodō después del colegio como tomarían las de música o natación. 

 

Para practicar el shodō es necesario contar con algunas herramientas indispensables como: 

  • Pincel de bambú o fude (筆)
  • Tintero o suzuri (硯)
  • Barrita de tinta o sumi (墨)
  • Papel de arroz (半紙)
  • Pisapapeles o bunchin (文鎮)

 

   

 

Aunque existen diferentes estilos de caligrafía japonesa, aquí te contaremos los tres tipos de escritura básicos de kanji que existen en Japón.

 

Kaisho (楷書)

Es el estilo más común y el que se aprende al iniciarse en el arte de la caligrafía. Se conoce también como estilo formal o estilo cuadrado.

Se recomienda que un estudiante comience por el aprendizaje kaisho, pues es un estilo esquemático. La palabra kaisho significa “escritura correcta” o “escritura ortodoxa”.

Los caracteres kaisho son muy fáciles de reconocer, en esta forma de escritura el pincel se levanta de la página después del trazo lo que hace que cada caracter parezca impreso por una máquina y sean trazos cuadrados y con mucho espacio. Este estilo de escritura permite aprender las bases del shodo como lo son la perfecta colocación de los caracteres y el equilibrio entre derecha e izquierda, arriba y abajo, y blanco y negro.

 

Gyosho (行書)

Este estilo se puede comparar con una escritura semicursiva, similar a la kaisho, pero un poco más informal, esto hace que se escriba más rápido.

Se escribe conectando  los caracteres, es una escritura más fluida y ya no hay tantos ángulos como en el kaisho sino que por el contrario los bordes son más redondeados esto sucede porque el pincel se levanta del papel menos veces que en el kaisho.

Normalmente en Japón se sabe leer este estilo de shodō con facilidad pero como es de suponer a los extranjeros nos cuesta un poco más.

 

 

Sōsho (草書)

Este estilo de escritura es también conocido como “escritura hierba” y da amplia libertad en el trazo, sin embargo su lectura resulta mucho más complicada, de hecho sólo los expertos son capaces de leerlo, de lo contrario suelen usar un diccionario para poder leer un texto completo escrito en estilo sōsho.

Un mismo caracter escrito por dos maestros en sōsho pueden ser muy diferentes, esto se debe a que no se levanta el pincel del papel en absoluto y los caracteres se ligan entre ellos. En este estilo encontramos una apariencia simple y poética pero abstracta a la vez.

 

A pesar de tener diferentes estilos, muchos maestros o aprendices de shodō están de acuerdo en que este arte por su técnica, pausada pero firme, ayuda a la meditación y al autocontrol personales.